Palabras muertas en el currículum - Evítalas

Las PALABRAS MUERTAS de tu Currículum

Hoy una vez más, hablaremos de nuestro currículum. Y en este caso, aprovechando que se acerca Halloween, vamos a tratar un tema escabroso, espeluznante, realmente escalofriante.

 

En el día de hoy, hablaremos de las palabras muertas de tu currículum.

 

https://youtu.be/lB31VJOpmDE

 

Esta publicación, este video, tiene una dedicatoria especial, está dedicado a cualquiera cuyo currículum, es realmente una lluvia de ideas. Aquellos que pasan horas en el currículum, para que todo el contenido entre en una sola página, aquellos que agregan una palabra para eliminar una línea, aquellos que sienten y que repiten constantemente ¡Ahora está listo y perfecto!, y después lo vuelven a cambiar… etc. Porque, aunque creáis que no, cuando lees un CV, eso, se detecta.

 

Os puedo decir que he leído cientos de currículums, en los que se han invertido horas de reflexión, y sin embargo, sus dueños, no explotaron adecuadamente su espacio limitado, y por lo tanto, desperdiciaron preciosos espacios en lo que ahora denominaremos… “palabras muertas”.

 

PALABRAS MUERTAS DE TU CURRÍCULUM

Y… ¿qué son las palabras muertas en tu currículum?

 

Me viene a la mente una imagen precisa cuando pienso en cómo explicarlo … El algodón de azúcar. Estoy seguro de que sabes lo que es. No se puede visitar ningún parque de atracciones del mundo sin encontrarlo. Tiene un olor dulce, que es difícil de resistir, está hinchado, con lo que ocupa un gran volumen, pero en cuanto lo metes en la boca, se disuelve en NADA.

 

Al igual que el algodón de azúcar, también lo son las palabras muertas en el currículum: se ven bonitas y dulces cuando aparecen en las tareas de otras personas, nos hacen querer copiarlas y usarlas también, inflan el texto y desperdician el precioso y limitado espacio que tenemos allí.

 

Para cualquiera que las lea (y lea docenas de otros currículums antes y después del tuyo) … se disuelven en la nada.

 

 

EJEMPLOS DE PALABRAS MUERTAS EN TU CURRÍCULUM

 

Vamos a buscar esas palabras muertas en un currículum:

 

  1. Palabras o frases como: Altamente motivado, creativo, apasionado de …, dedicado a su trabajo, visión sistémica, enérgica y dinámica. Aquí hay algunos ejemplos de un enorme océano de palabras que no agregan información a nadie que lea tu currículum. Estas palabras salen de aquí y se van sin dejar ningún significado para el lector, y ciertamente no lo convencen de que este candidato es el indicado. Además, el uso de estas palabras sugiere una serie de otras cosas, sugiere que el escritor tiene poco que decir sobre sí mismo, que incluso puede ser poco imaginativo, simplemente copiando clichés de otros y teniendo una visión estrecha de lo que podría ser emocionante para los empleadores, y eso, por supuesto, también pone en duda la autenticidad del contenido.

 

  1. Redacción compleja y engorrosa: este es el término que utilizo para oraciones largas. Textos con demasiadas comas y pocos puntos. Tienes realmente que tomar mucho aire para leerlos de una vez, y releerlos otra vez para entenderlos. Quien lee el currículum, no es un estudioso de la Biblia que lee cada oración docenas de veces, para comprender lo que el escritor quiso decir. Usar demasiadas palabras para describir algo en un curriculum, es un error de libro (nunca mejor dicho).

 

  1. Experiencias sinónimas o incluso copias: Esta va para todos aquellos que han usado demasiado copia/pega en su currículum. Aquellos que escriben el párrafo sobre su experiencia en el rol actual, y simplemente copian el mismo párrafo que escribieron sobre el rol anterior, y hacen 2 ó 3 cambios en él. Me encontré con muchos currículums de este tipo: el texto que describe los roles en la experiencia laboral, parece un clon del anterior, e incluye diferencias muy pequeñas en varios párrafos. A veces también es un currículum donde casi todas las oraciones comienzan exactamente con las mismas palabras. Por ejemplo, todos comienzan con: “Responsabilidad en …”, “Experiencia en …”, etc. … Y eso, lo que dice (¡como diría Homer Simpson es… ME ABURRO!

 

 

Conclusiones

 

– Ve directo al grano y mantén formulaciones simples y claras.

– No copies de otros, ni use sus palabras.

– Reduce palabras en frases, pero no sustituyas palabras por frases.

– Ten cuidado de diversificar las palabras y no comenzar todas las oraciones con la misma palabra o expresión.

– Recuerda: las palabras tienen mucho poder, úsalas sabiamente y elígelas con cuidado

 

Espero que en este Halloween, aquellos que buscáis un nuevo reto profesional, os acordéis, no solo hacer el truco o trato, sino de evitar las “palabras muertas” que acechan vuestro CV.

 

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
×